Insomnio Nunca Mas - Alivio




Revelado: Usted Puede Eliminar de su Vida el Insomnio de Forma Segura y Natural. Sin Medicamentos Ni Drogas Riesgosas, y con Resultados Rápidos y 100% Garantizados.

¿Desea Eliminar Para Siempre Sus Problemas de Insomnio En 7 Días o Menos, Atacando La Causa Real del Problema, Utilizando Un Método Natural, 100% Efectivo y Científicamente Comprobado?

No importa el nivel de avance del problema, usted puede volver a dormir 8 horas de corrido y despertarse descansado y enérgico!

Departamento de Neurología Escrito: Domingo 10 de Mayo de 2020

Hola Amigo,

Si está leyendo este texto, es porque seguramente se encuentra dentro del 75% de los habitantes de este mundo que luchan a diario con sus problemas para dormir y hasta ahora no han podido solucionarlo.
Yo sé cómo se siente, porque también padecí las consecuencias de sufrir de insomnio,  de pasar noches enteras sin poder conciliar un sueño reparador y de levantarme por la mañana sintiéndome realmente fatal.
Quizás pueda identificarse con alguna de las situaciones que yo he vivido durante muchos años de mi vida...

  • Pasar noches enteras dando vueltas y más vueltas en mi cama sin poder conciliar un sueño reparador.
  •  
  •  
  • Probar todos los “remedios” tradicionales para dormir tales como el famoso vaso de leche tibia, baño tibio de inmersión y no sé cuántos otros, que no brindaban más que nulos resultados.
  • Después de una noche sin dormir, iniciar el día con un humor terrible, sin poder fijar la atención por mucho tiempo en nada.
  • Gastar cientos, e incluso miles de dólares en tratamientos y sistemas que nunca dieron resultado...
Pero hoy Tengo Muy Buenas Noticias para darle.

Porque si se siente identificado con cualquiera de los puntos anteriores, lo que va a leer en este sitio web puede ser lo más importante que haya leído en toda tu vida...
En esta civilización moderna, 1 de cuatro personas sufre de insomnio. Eso quiere decir que el 75% de la población mundial se encuentra afectada por algún tipo de disturbio del sueño.
Más de la mitad de las personas que sufren de insomnio tienen problemas para dormir al menos dos noches por semana mientras que 1/3 reporta problemas para conciliar el sueño todos los días.
 Diversos estudios científicos internacionales coinciden además en afirmar que las dificultades para conciliar el sueño literalmente duplican las posibilidades de sufrir estrés. Bien sabemos que un estado de estrés permanente favorece la aparición de enfermedades como hipertensión, infartos y accidentes cerebrovasculares.
Ha llegado el momento de decir basta al insomnio y a sus devastadores efectos. ¿Cómo resolverlo? ¡Yo le indicaré paso a paso cuál es el camino! Solo deberá prestarme atención durante los próximos 3 minutos



Los Tratamientos Que Conoce No Funcionan
Antes que nada deseo hacerle saber que los tratamientos mágicos no existen y eso usted seguramente ya bien lo sabe. Quienes pretenden soluciones instantáneas –que en el fondo las vislumbran como una salida mágica– son quienes consumen las famosas pastillas para “dormir” sin ningún tipo de aprensión, desconociendo todos los riesgos a los que se exponen.
Existen distintos tipos de fármacos que nos prometen un sueño reparador pero que en el fondo no dejan de ser depresores del sistema nervioso central, psicotrópicos a los cuales nuestro organismo se habitúa necesitando cada vez dosis más fuertes para poder lograr los mismos efectos.
En todos los casos, cabe aclarar que no es el paciente el que ha de suspender la medicación por su cuenta sino que debe realizar una consulta obligada con su médico para ir reduciendo la droga paulatinamente ya que una interrupción súbita puede generar efectos tales como irritabilidad, cefaleas y hasta graves convulsiones.

¿Quién Soy Yo y Por Qué Puedo Ayudarle?
Mi nombre es Irina Montiel y hace algunos años comencé a tener inconvenientes para conciliar el sueño. En un principio estos problemas eran muy aislados y no les di importancia. Trataba más bien de justificarlos con hechos de mi vida diaria, un examen difícil a rendir en la facultad, alguna discusión con mi novio o situaciones de la vida cotidiana que me emplazaban en una situación de estrés.
El problema fue que con el paso de los meses, estos disturbios se fueron volviendo cada vez más frecuentes. En algunos casos me costaba conciliar el sueño, daba vueltas y vueltas por toda la casa sin poder relajarme y al día siguiente hacía verdaderos desastres en mi trabajo, producto de mi falta de atención.
En otros casos conciliaba el sueño rápidamente pero me despertaba en medio de la noche –en algunos días más de una vez– resultándome muy difícil volver a dormir.
En su momento, no entendí muy bien por qué yo podía sufrir de insomnio. Tenía una vida normal, no fumaba y mis hábitos alimenticios eran relativamente sanos. ¿Por qué esto tenía que ocurrirme justo a mí?

Así las cosas, en primera instancia intenté probar muchas de las antiguas recetas naturales de las abuelas: tomaba un vaso de leche tibia antes de dormir, intentaba un baño de inmersión tibio, pero nada de eso daba resultados.
Comencé a desesperarme cuando mi problema se convirtió en algo inocultable, ya que mis propios compañeros de trabajo y de facultad me hacían observaciones sobre mi mal humor, mi “cara de cansada” y mi ya acostumbrada falta de concentración en las tareas.
Consulté a mi médico de cabecera y él me recetó un medicamento de la familia de las benzodiacepinas. Los estudios de medicina que estaba cursando me desalentaron del uso de este medicamento pues yo bien sabía los efectos secundarios que los depresores del sistema nervioso central acarreaban. A pesar de ello comencé a tomarlas siguiendo estrictamente sus indicaciones.
Los efectos secundarios no tardaron en aparecer, durante varias veces al día tenía períodos de somnolencia que incluso llegaron a impedirme conducir mi automóvil ya que en situaciones como esas podía llegar a poner en peligro mi vida o la de los demás.
Volviendo a la consulta, mi médico me advirtió que los efectos secundarios que este medicamento provocaba. ¿Tendría que acostumbrarme a no conducir  por el resto de mis días?, ¿a tener sueño varias veces al día?, ¿debía considerar eso como normal?
      Read this more 
Previous
Next Post »

ConversionConversion EmoticonEmoticon

Note: Only a member of this blog may post a comment.